Las mesas de cristal en Madrid centro son una tendencia de interiorismo relativamente reciente. Antes, el vidrio y el cristal tenían usos meramente funcionales para ventanas o vitrinas y no formaban muebles. Pero esto ha cambiado hoy en día.

Ahora, las mesas de cristal en Madrid centro tienen más protagonismo en el mobiliario. Esto es debido a la gran mejora tecnológica y de calidad en los materiales haciéndolos más fuertes y resistentes; y a la vez dándoles cualidades más estéticas. Son elementos muy sólidos, y por tanto el resto de sus cualidades (luminosidad, ligereza visual) pueden por fin tomar el protagonismo del mobiliario doméstico.

En sus orígenes, se relacionaba el cristal con fragilidad. En cambio, con los avances actuales se ha logrado que sea un material tan resistente que incluso sirve de suelo en numerosos monumentos, rascacielos incluso algunos puentes… Para que el visitante pueda ver a través de él.

¿Alguna vez te has preguntado cuándo empezaron a utilizarse el vidrio y el cristal? Los romanos fueron los primeros en utilizarlo en sus edificios, pero no de forma generalizada. La mayor parte de construcciones eran oscuras, y las ventanas angostas. Aquellos más pudientes, fabricaban sus ventanas con cuernos de animales aplastados por ejemplo, y así fue durante siglos.

Los primeros vidrieros medievales prosperaron y evolucionaron en su técnica gracias a la gran demanda de las vidrieras góticas, y ¡se hizo la luz! Hoy en día, los hogares cada vez son más luminosos, diáfanos y limpios visualmente. ¡El cristal ha tenido mucho que ver en esto!

Porque esa es la clave del vidrio. Su apariencia diáfana, el efecto espacioso que da y, por descontado, ¡lleno de luz! Si quieres añadir un extra de claridad y un mueble de apariencia liviana a tu hogar ponte en contacto con Cristalería Venegas, y ¡encuentra uno a tu medida!